Consejos para optimizar una conexion wifi

Las redes wireless de acceso a Internet son una realidad cotidiana en la mayoría de hogares y oficinas. Sin embargo, no siempre el servicio contratado es todo lo veloz o efectivo que debería. Esto se debe a múltiples factores, que pueden evitarse con unas sencillas claves de instalación y consejos de ubicación que, sin mucho esfuerzo, ayudarán a mejorar la calidad de la señal o la recepción de los dispositivos inalámbricos.

– Centro de gravedad. La señal wireless de un router es de 360 grados. Se expande en todas direcciones, reduciéndose a medida que aumenta la distancia o se encuentran obstáculos. Por eso, lo importante es encontrar el centro de gravedad de la sala para situar el punto de acceso WiFi.

– Situar el router en un sitio abierto, lejos del suelo, de ventanas y muros gruesos. Nunca debe estar dentro de un mueble o rodeado de artefactos metálicos, ya que estos afectan considerablemente a la señal.

– Evitar interferencias. El router WiFi tiene tres clases de enemigos: los que retienen la señal (paredes, suelo, muebles…); aquéllos que la modifican (principalmente objetos metálicos); y los que la ‘vampirizan’ (compiten por la señal de nuestro router, y son todos los aparatos inalámbricos que utilicen la frecuencia de 2,4 GHz, como microondas o teléfonos inalámbricos).

– La antena. Cuando hay muchos objetos o interferencias en la sala, podemos probar a utilizar una antena de router direccional en lugar de multidireccional. Esto permite orientarla mejor para aprovechar la conexión.

– Repetidores. En casos complicados se puede instalar un repetidor para aumentar el radio de cobertura. Se sitúa a mitad de camino entre el router y donde se quiere extender la señal.

– Mantener el hardware actualizado. Hay que asegurarse de que todos los drivers del router, el firmware de la tarjeta de red y los de PC y Access Point están actualizados.

– Cuidado con los dispositivos Bluetooth. Hay que inhabilitar las conexiones Bluetooth del teléfono, el ratón u otros dispositivos mientras no se estén utilizando.

– Sintonizar el canal apropiado. Las antenas WiFi emiten por varios canales, por lo que sería conveniente probarlos todos hasta encontrar el que tiene menos interferencias (en España suelen ser los canales 1 y 13) y dirigir la tarjeta hacia ese canal.

Con estos fáciles pasos, cada usuario podrá tener una mejor calidad en la señal de su red inalámbrica, sin tener que renunciar a las comodidades que el WiFi aporta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *