Telefónica fija en españa sus tarifas más altas de Europa

Y los ex monopolios o monopolios de facto en sus respectivos países, también. Por eso, la estrategia comercial del ex monopolio parece que es clara y confirma que los monopolios son más caros, sobre todo para quien los sufraga: los consumidores de los países que los instauraron.

Así, Telefónica mantiene en España las tarifas más caras del grupo, por delante de países con mayores niveles de ingreso y renta, pero donde su cuota de mercado no es tan fuerte. También es esta la estrategia que siguen el resto de las operadoras que trabajan en distintos mercados, como Orange y Vodafone: menores precios donde quieren ganar mercado; precios más altos donde tienen ganada la cuota.

Algo que también se da en el caso de los móviles, por ejemplo, con el iPhone. Mientras en España, los precios de Telefónica van de 24 a 115 euros al mes y el compromiso de permanencia es de 24 meses, en Gran Bretaña la segunda generación del teléfono cuesta al mes entre 37 y 93 euros, con tráfico ilimitado de internet y 18 meses de permanencia.

En la República Checa, donde es la segunda en cuota, el iPhone cuesta desde 24 euros con acceso ilimitado a internet, 80 minutos de llamadas (e ilimitado para móviles de la compañía en fin de semana) y 20 SMS, con un compromiso de 24 meses. Más ejemplos: Telefónica opera en Alemania un operador móvil virtual, Fonic, que cobra el minuto a 0,09 euros como precio único. Eso no lo hemos visto nunca por aquí.

Otro punto es el acceso a internet. O2 (el nombre con el que opera Telefónica en el mercado británico) ofrece paquetes de acceso de hasta 8 megabits por segundo (mbps) desde 9,3 euros a 24 euros por 20 megabits, todos ellos sin llamadas. El operador británico Ofcom sitúa en 11,8 euros el gasto medio británico en banda ancha.

¡Qué “grande” y caro es ser líder!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *